¿Cómo están cambiando Internet y las redes sociales la medicina?

Google-búsqueda-medico

No es un secreto que Internet ha cambiado numerosas industrias que llevaban mucho tiempo sin sufrir una revolución estructural y conceptual de este calibre. Basta con echar un vistazo a todo lo relacionado con la creación de obras artísticas, como el cine o la música; pero también han cambiado mucho las empresas proveedoras de servicios y el más importante de ellos, que no puede ser otro que la salud, aunque más lentamente, también se está viendo afectado por ese fenómeno que está presente continuamente en nuestras vidas desde que apareció: Internet.

En primer lugar, Internet ha permitido a los pacientes acceder a información relacionada con la salud, correcta o errónea. Que ha permitido que muchos pacientes, en lugar de ir a la consulta para saber que tienen vayan para confirmar si tienen aquello que han leído. Sin embargo, este acceso a la información, también es una excusa para que los más hipocondriacos puedan confundir cualquier síntoma con una enfermedad de máxima gravedad. Por eso es importante saber de donde procede la información médica que leemos, quiénes son las fuentes y quiénes son los responsables de las mismas.

Médicos y, en menor medida, Hospitales también se han incorporado a Internet por medio de páginas web, blogs y perfiles en redes sociales. Esta es una vía más de contacto que tienen con los ciudadanos, en el caso de los médicos para atender y solucionar dudas, mientras que los hospitales la usan para informar sobre sus servicios. Este canal permite una comunicación más directa que no solo permite el contacto de los pacientes con los profesionales, sino que también facilita las sinergias y colaboraciones entre ellos favoreciendo la expansión del conocimiento y la investigación.

La teleasistencia que ha permitido Internet ha supuesto una revolución para muchas zonas subdesarrolladas que gracias a este tipo de proyectos pueden disponer de un servicio sanitaria de mayor calidad. Este tipo de servicios también ha servido para mejorar la calidad de vida de pacientes con movilidad reducida y ancianos, aunque en este caso se suele realizar por medio de llamadas telefónicas.

Creación de productos tecnológicos destinados a mejorar la salud que probablemente no podrían haber nacido de no ser por Internet. Algunos como la cuchara para personas con Parkinson de Liftware no habrían nacido de no ser por el crowdfunding y otros como Oscult, se aprovechan de dispositivos tecnológicos de uso común para dotarlos de propiedades de uso médico. Eso por no hablar de la moda de las pulseras cuantificadoras con las que se busca mejorar la calidad de vida y la salud de las personas permitiéndoles saber en todo momento las calorías que han gastado, como duermen, su ritmo cardiaco, etc.

Herramientas como Google Trends que permiten monitorizar las búsquedas de unos determinados términos en una región determinada, pueden ayudar a prevenir epidemias o brotes de determinadas enfermedades.

¿Hacia donde va la medicina del futuro?

Internet ha cambiado mucho la medicina en los últimos años, pero no es la única tecnología que lo está cambiando. En el futuro podremos encontrar muy seguramente una mayor implementación de la tecnología de la impresión 3D, la biotecnología, la realidad aumentada ¡y quién sabe qué más!

Millones de amigos y un destino

Según una encuesta realizada por Intel halla por el año 2005, el 40% de los europeos afirmaba que no sabrían vivir sin las nuevas tecnologías. Y esa era probablemente la conclusión más llamativa del estudio llevado a cabo entre 6.000 personas de entre 18 y 65 años en siete países europeos.

Desde luego que si esos eran los datos de hace cinco años, no te quepa la menor duda de que ahora ese porcentaje habrá subido significativamente. Las nuevas tecnologías y el acceso a ellas ha mejorado ostensiblemente, lo que ha llevado a la red a personas tan dispares como un alto ejecutivo o un ama de casa.

(más…)