ERRORES QUE DEBES EVITAR EN TU ESTRATEGIA SOCIAL MEDIA

¡Compártelo!Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

La presencia en las redes sociales se ha convertido en una máxima para las estrategias de marketing de las empresas en los últimos años. Esto a veces provoca la entrada compulsiva en todas las nuevas plataformas que salen al mercado y que no necesariamente son recomendables para nuestra marca pues ni todas las redes sociales son iguales, ni todas las estrategias, objetivos y formas de trabajar de las empresas son las mismas. Así, el community manager se encuentra en medio una vorágine de tareas que atender dificultando mucho su trabajo que le lleva a cometer errores que pude terminar resultando un grave problema de reputación.

A la hora de plantear una estrategia es importante detenerse a pensar y valorar donde se debe estar qué forma de lanzar las comunicaciones. Se llevará cabo en cada caso para aprovechar al máximo el beneficio de las redes sociales para nuestros intereses.

Aquí os dejamos una lista de errores que conviene evitar si queremos sacar partido a nuestra estrategia social media:

1.- Tener incompletos tus perfiles en redes sociales.

Al crear muchos perfiles, por no filtrar en qué sitios debemos estar, lo hacemos apresuradamente y la información necesaria queda incompleta. Al no hacerlo estamos perdiendo la oportunidad de optimizar nuestros perfiles mediante keywords y enlaces que pueden nutrir de visitas nuestra web.

2.- No tener una estrategia de comunicación detrás.

Estar en las redes porque sí es lo mismo que no estar en ellas. Es necesario realizar un análisis previo del público al que quieres dirigirte y de qué volumen de conversación existe sobre lo que quieres comunicar para así poder llevar a cabo una buena estrategia de contenidos.

3.- Abuso del autobombo.

Es un error muy común fruto de fallar en el punto anterior. Hablar constantemente de uno mismo genera en los usuarios una imagen de no tener la menor intención de interactuar con ellos ni de ofrecerles contenido de calidad, lo que provoca que dejen de prestarte atención. Es necesario buscar contenido interesante para ellos que hagan apreciar el valor de seguir tu cuenta.

4.- No llevar un ritmo correcto de publicaciones.

Hacer pocas publicaciones es tan nocivo como sobresaturar a los usuarios con estas. De la primera forma provocas desinterés pues no hablas en una plataforma que es social. De la segunda puedes aburrir o incluso agobiar con demasiada información, llenar los muros de tus seguidores con tus posts y provocar que estos dejen de seguirte. Es importante llevar una labor de analítica constante que te permita saber qué publicaciones están siendo relevantes para tus seguidores y cuales no.

5.- No tener en cuenta el horario a la hora de publicar.

Identificar los picos de actividad en cada una de las redes sociales así como los horarios de mayor interacción es clave para que tus contenidos lleguen al mayor número de personas. De lo contrario puedes estar perdiendo miles de impactos y futuros seguidores.

6.- Olvidarse del feedback. Desoír a los usuarios.

Como hemos apuntado anteriormente, no es bueno dar imagen de desinterés por los usuarios. Llenar el muro de comentarios sin responder provoca la pérdida automática de seguidores y un problema para tu imagen de marca que no volverá a ser vista igual por estos. 

7.- No hacer caso de las críticas.

Pasa lo mismo que en el punto anterior. Los comentarios críticos deben ser contestados con especial cuidado tratando de solucionar los problemas que plantean. Ignorar las críticas o borrar los comentarios negativos es mucho más perjudicial para nosotros que las propias críticas al generar una imagen de censura que no deja expresarse al usuario, además de dar a entender que no podemos solucionar los problemas y que tenemos algo que esconder.

8.- Buscar compulsivamente subir la cantidad de los followers sin preocuparnos de su calidad.

De poco vale tener muchos fans sin saber quienes son y sin tener nada que ofrecerles para fidelizarlos. Es importante buscar cómo ofrecerles el contenido que les es de utilidad. Mejor tener 10 seguidores si esos son los 10 a los que les interesa tu tema, que tener un millón que no conoce lo que haces.

9.- Abuso de los hashtags irrelevantes.

Los hashtags son importantes, pero debemos usarlos con cabeza seleccionando las palabras clave realmente importantes y sin descuidar la buena redacción.

#escribirasí hace #lalectura #aparatosa #además de #ridícula.

10.- No interactuar con otras empresas por miedo a la competencia.

El miedo a nutrir de seguidores o de impactos a nuestros competidores hace que ignoremos su existencia negándonos a interactuar con ellos. Estamos aquí perdiendo una gran oportunidad de trabajar nuestra imagen profesional, además de compartir know how y de llegar nosotros a usuarios que tal vez no nos conocían. Esta práctica es especialmente recomendable cuando nuestra estrategia de comunicación vaya dirigida a profesionales.

 

Cada estrategia de comunicación, cada empresa y cada red social tienen sus propias características que hacen más o menos recomendables un determinado tipo de acciones u otras. No existe una fórmula mágica para todo. Sin embargo, evitar los errores vistos en este artículo te ayudarán a solventar algunas dificultades genéricas que sí suelen tener la mayoría de estrategias social media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *