EL PACIENTE EN INTERNET

¡Compártelo!Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

El crecimiento de Internet y la reciente popularización de las redes sociales en los últimos años han traído importantes cambios en la forma de consumir información. Si antes el usuario adoptaba una actitud pasiva a la hora de sentarse frente al ordenador como un simple receptor de contenido, ahora su rol ha cambiado convirtiéndose en un sujeto que participa e interactúa con lo que encuentra convirtiéndose en el llamado usuario 2.0.

¿Y CÓMO AFECTA ESTO AL MUNDO DE LA SANIDAD?

Según un estudio elaborado por la empresa Solomon McCown, el 52% d la información buscada en Internet es referente a salud y el 41% de los usuarios encuestados afirma que las redes sociales influyen en la elección de su hospital o médico.

Este hecho repercute directamente en todo lo que se refiere a contenido sobre salud pues ahora el paciente ya no se ve subordinado únicamente a lo que el profesional sanitario le diga. Actualmente la inmensa mayoría de los pacientes buscan información en la red antes de acudir a la consulta. Gracias a esto, cuando están delante de su médico poseen información acerca de en qué consiste su dolencia, qué síntomas tiene, cuales son los tratamientos más efectivos, etc.

Además, las redes sociales les permiten compartir la información adquirida ya sea creando foros de conversación especializados en patologías concretas o compartiendo el contenido en sus respectivos muros personales.

¿QUÉ RESPONSABILIDAD TIENE EL PROFESIONAL SANITARIO FRENTE A ESTA SITUACIÓN?

El nuevo escenario que Internet pone delante de nosotros, supone una oportunidad para los pacientes pero también un riesgo: lo hace vulnerable de recibir información de mala calidad que induzca a error poniendo en riesgo su salud.

Por ello, el profesional sanitario tiene ahora la responsabilidad de estar atento a lo que sucede en la red. Debe trabajar por aparecer donde el usuario busca y ofrecer esa información de calidad que tanto necesita. Además, es conveniente que esté familiarizado con los portales web que ofrecen información fiable y los que no para poder orientar al paciente y convertirlo así en otra herramienta de información sanitaria que llamamos el paciente empoderado

CARACTERÍSTICAS DEL PACIENTE EMPODERADO

Llamamos paciente empoderado a aquel que se encuentra bien informado, en buena situación emocional y concienciado sobre una patología.

A través de sus cuentas en redes sociales, blogs o cualquier otro tipo d plataforma digital, este paciente convive con su enfermedad y aporta información y consejos sobre ella a otros usuarios con la misma dolencia. De esta forma completa la atención del profesional sanitario mediante la experiencia de vida con la patología de la que este podría carecer.

La participación en estos nuevos medios está teniendo consecuencias muy positivas en la calidad de vida de los pacientes que al sentirse empoderados perciben una mejora de los resultados de la salud además de sentirse arropados por otras personas a las que él también puede ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *