¿Cómo ayudan las apps al personal sanitario?

¡Compártelo!Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Durante los últimos años, el uso de dispositivos móviles ha crecido exponencialmente hasta tal punto que actualmente hay más smartphones y tablets que personasen el mundo. Esta tendencia continúa creciendo y, como ya apuntábamos en nuestro artículo El paciente en Internet, ha llegado hasta el sector de la salud. Actualmente existen más de un millón de apps destinadas a este sector que han modificado la manera de practicar y entender la medicina.

Los días en que el profesional de la salud era el protagonista absoluto de cualquier tratamiento o seguimiento de salud han quedado atrás. Gracias a estas apps, los pacientes ahora pueden colaborar y facilitar información fiable y al momento para su médico. 

La aparición de estas nuevas tecnologías ha conseguido que las aplicaciones cubran distintas necesidades y aporten ventajas muy útiles para los profesionales de la salud:

  • Ahorro de tiempo: para los profesionales la mayor accesibilidad a la información médica hace que se ahorre mucho tiempo y se tomen las decisiones con mayor rapidez. Algunos incluso disponen de ciertas alarmas relevantes que les permiten tomar decisiones en base a ellas, como es el caso de los que tienen pacientes con antecedentes de depresión. Además los pacientes necesitan realizar menos trámites administrativos en los centros de salud gracias a la posibilidad de pedir cita o consultar resultados de manera online.
  • Mayor seguridad en diagnóstico y prescripción: los mecanismos de muchas de estas aplicaciones permiten la introducción y generación de datos precisos que ofrecen la posibilidad de que el paciente facilite información al instante sobre el estado de su salud o poder consultarlo uno mismo de manera casi inmediata. También suelen tener sistemas de control de acceso para que esa información sólo pueda ser vista por personal autorizado.
  • Formación continuada: las tecnologías móviles permiten el acceso a formación constante y accesible además de utilizar métodos como las mecánicas de juego que resultan más atractivos para los profesionales y ayudan a afianzar los conocimientos adquiridos.
  • Facilidad de gestión: en farmacia y enfermería se han incrementado los programas que ayudan a realizar pedidos, comprobar el stock y monitorizar pacientes.
  • Gestión de la salud poblacional: el uso de estas apps está tan extendido que algunas ya posibilitan extraer información sobre la salud de la población de interés para los gobiernos, permitiendo la prevención de epidemias.

A pesar de todo, a día de hoy se siguen desarrollando aplicaciones no testadas por los profesionales sanitarios. Esto hace necesario que exista una colaboración entre ellos y los desarrolladores en estos proyectos que aumente la utilidad y calidad de las apps, programas o cualquier otro tipo de tecnología creada para la asistencia sanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *